Los productos y servicios que vendemos: nuestro principal activo

O el cliente entiende que lo que le ofrecemos le sirve para algo, le aporta algún beneficio o no nos comprará. Esta es una máxima en el mundo de la venta actual.

Cada vez, la oferta de productos y servicios destinados a satisfacer las mismas necesidades es mayor. Esto se traduce en que un cliente tiene muchas opciones donde elegir a la hora de comprar. Por este motivo, el grado de exigencia ha aumentado considerablemente y ya no vale cualquier cosa. No basta con “el arte del vendedor” para poder convencer y persuadir al cliente en su toma de decisiones. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: