GESTIÓN DEL TIEMPO (II): Características, leyes y ladrones del tiempo.

En el post anterior hablábamos de dos elementos claves en la gestión eficaz del tiempo: la priorización y la no postergación. Distinguir entre lo importante y lo urgente y desarrollar el hábito de ¡actuar ya! son dos de las cuestiones que mayores beneficios pueden reportarnos en nuestros negocios. Lo aprendido hasta ahora nos sirve para decidir qué hacer y cuando hacerlo. Y es un tema básico puesto que, cada día, entra “en nuestra bandeja e entrada” un número considerable de cosas que hacer.

Sin embargo, priorizar es solo uno de los pilares de la gestión del tiempo. Ser eficaces en el aprovechamiento de nuestro tiempo implica el dominio de otra serie de elementos. Es precisamente este el objeto el presente post.

Hablaremos de las características que definen el tiempo, de sus leyes inquebrantables y de los principales “ladrones de nuestro tiempo” que influyen en nuestra eficacia. Sigue leyendo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: